Un tiempo a solas nunca está de más.