Convivir con la frustración. Comprar un Drone y romperlo en dos minutos.